Los puntos negros son un dolor de cabeza para mujeres y hombres, tanto en la adolescencia como en la adultez. Estos molestos puntos, junto con las espinillas, son de los problemas más comunes del cutis.

Estos puntos aparecen por los cambios hormonales que sufre el individuo, por la mala higiene, por bacterias, por el tipo de piel (muy grasa, exceso de sebo) y por el uso de maquillaje.

En la actualidad, con todos los avances que existen en el mundo de la cosmetología, hay una infinidad de productos y tratamientos para eliminar los puntos negros. Sin embargo, aquí te enseñaremos varios métodos caseros para que puedas eliminarlos tú mismo desde tu casa y sin invertir una gran cantidad de dinero.

Antes de aplicar un tratamiento para eliminar puntos negros y espinillas, debes llevar un buen aseo facial. Primero tienes que mantener tu cutis libre de impurezas, bacterias y toxinas, para esto lava tu cara por la mañana al despertar y por la noche antes de dormir. Para reforzar la limpieza del rostro puedes aplicar un tónico astringente natural, una de las mejores opciones naturales es el hamamelis.

Para una limpieza aún más profunda puedes optar por sesiones de vaporización y exfoliación, para esto coloca tu cara sobre una olla con agua hirviendo y deja que el vapor toque tu cara por unos minutos, de este modo los poros se abrirán, y luego aplica un exfoliante. Puedes utilizar azúcar o café como exfoliantes naturales. Por último lava con agua fría para cerrar los poros.

 

Finalmente, luego de esta sesión de limpieza, que debes llevar diariamente (exceptuando la exfoliación y vaporización que se hace una vez a la semana), puedes aplicar esta mascarilla que eliminará los puntos negros. Para la preparación necesitarás:

Ingredientes:

  • Una clara de huevo
  • El jugo de un limón

Procedimiento:

En un recipiente mezcla la clara de huevo con una gotas de jugo de limón.

Indicaciones:

Aplica sobre el rostro de manera uniforme. Deja reposar por al menos 20 minutos. Al pasar el tiempo establecido, retirala con agua tibia y repite el proceso dos veces a la semana.

No olvides compartir este artículo para que más personas se enteren de cómo eliminar este problema.

Compartir