Posee propiedades antioxidantes, diuréticos, depurativo, refrescante, laxante, anticatarral, digestivo, febrífugo, calmante, rica en fibra, vitaminas A, B, C, E, K, hierro, calcio, magnesio, potasio ,etc

Nombre científico (Prunus cerasus). Las cerezas, también conocidas como guindas son los frutos carnosos y dulces de los cerezos, árboles de la familia de las rosáceas que se encuentran principalmente en zonas templadas. Las cerezas son muy apreciadas por su sabor dulce y su efecto refrescante.
Otros nombres: , Guinda,mollar picota, ambrunesa,tomatillo, etc.

CARACTERÍSTICAS

Las cerezas pueden variar significativamente entre sus distintas variedades las cuales son cientos de ellas. Se pueden encontrar cerezas de color rojo, rojo oscuro, rojo intenso, amarillo, oscura púrpura, verdes, entre otros, al igual la pulpa puede variar su color en función de la variedad. Por ejemplo, la cereza de la variedad acerola o cereza de barbados posee en su exterior una cáscara de color rojo cuando está madura mientras que su interior posee un hueso de tamaño grande y una pulpa suave y amarilla de un sabor ácido o agrio. A diferencia la cereza Skeena posee un fruto de un color rojo fuerte, su pulpa es también roja y tiene un sabor dulce muy suculento.

PROPIEDADES CURATIVAS

  • Diurético, depurativo, refrescante, laxante, anticatarral, digestivo, febrífugo, calmante.
  • La cereza es una fruta rica en fibra, vitaminas A, B, C, E, K, en hierro, calcio, magnesio, potasio y azufre, pero muy pocas calorías.
  • Casi el 85% de la cereza es agua, tiene un contenido prácticamente nulo en grasa, pequeñas cantidades de proteína vegetal y el resto son carbohidratos.
  • Esta fruta es considerada un potente antioxidante que integra una defensa poderosa contra los radicales libres, agentes causantes de cambios celulares, envejecimiento prematuro y hasta el cáncer.
  • Igualmente, tiene propiedades diuréticas. Por esa razón, es una de las frutas más recomendadas para bajar los niveles de ácido úrico en sangre (gota) y para quienes sufren de retención de líquidos. Puede combatir, además, la anemia y expulsar cálculos en los riñones.
  • Es importante observar que el jugo de esta fruta contiene ácido cítrico y ácido málico y que tomado regularmente puede ayudar con los trastornos del hígado y la vesícula.

BENEFICIOS DE LAS CEREZAS

Los estudios científicos y médicos más recientes reflejan los invaluables beneficios de las cerezas para la salud. El color rojo de esta fruta nos indica que tiene alto contenido en antocianina que es un gran antioxidante, beneficioso para eliminar radicales libres y enfermedades, a continuación, mencionaremos algunos beneficios:

1.Depurativas
Sirven para eliminar y combatir la retención de líquidos gracias a su contenido en potasio y al ser un alimento que no contiene sodio, se vuelven en un maravilloso compuesto para las dietas depurativas.

2.Para unos huesos más fuertes
Se recomienda la ingesta o toma de esta fruta para poder combatir los problemas y síntomas que se vinculan a la osteoporosis, especialmente en las mujeres que se puedan encontrar en la etapa de la menopausia. Ello es debido a que la cereza contiene calcio y hierro.

3.Para combatir el insomnio
Las cerezas poseen un alto contenido en melatonina, además de serotonina y triptófano que, según informa el grupo de área de investigación neuroinmunofisiológica de la Universidad de Extremadura, estos compuestos se relacionan con la mejora de los ciclos y vigilia del sueño y con una sensación de relajación.

4. Fomentan la recuperación después del ejercicio
Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes permiten sacar el mayor provecho a los entrenamientos, así como la facilitación de la recuperación deportiva.

5. Proporcionan antioxidantes
Desde hace muchos años que se le considera a la cereza como uno de los mejores frutos para hacer una depuración en el cuerpo, liberándolo de muchas toxinas existentes.
Tienen muy buenas propiedades limpiadoras debido a las antocianinas, que es lo que le da ese pigmento tan peculiar de color amoratado. Son capaces de combatir y eliminar los radicales libres, que son los agentes responsables de enfermedades degenerativas como la artritis, el Alzheimer o el cáncer.

6. Ácido fólico para el embarazo
Unos platitos con 145 gramos de cereza nos brindan aproximadamente 50 microgramos de ácido fólico, esto contribuye y proporciona en un 10% a satisfacer las necesidades de vitamina durante los meses del embarazo.

7.Para la hipertensión
La toma de fármacos o diuréticos habituales en el tratamiento de la hipertensión arterial, ocasiona como efecto secundario una eliminación mayor de potasio, el cual se perderá por la orina.
Si su disminución o pérdida no es compensada con una ingesta adecuada, se corre riesgo de sufrir carencia. Cuando hay déficit de potasio puede provocar una taquicardia, debilidad muscular, falta de apetito y sed.
La cereza junto con la uva, el plátano, el melón y albaricoques, son las frutas que contienen más potasio.

PROPIEDADES DE LAS COLAS DE CEREZA

  • Es uno de los más reputados diuréticos empleados en el tratamiento del catarro de las vías urinarias, por lo que se usa en caso de afecciones genitourinarias (cistitis, ureteritis, oliguria, urolitiasis), hiperuricemia, gota, hiperazotemia, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso acompañado de retención de líquidos.
  • Estas acciones de los rabillos de cereza son debidas a los flavonoides y las sales de potasio que contienen. Estos elementos estimulan la eliminación tanto urinaria como digestiva, limpiando el organismo de las toxinas acumuladas en el cuerpo.
  • El rabo de cereza es un remedio para combatir las retenciones de agua y favorecer la recuperación de unas “piernas ligeras” durante el fuerte calor del verano.
    Sus propiedades diuréticas la hacen ser muy útil en los regímenes de adelgazamiento equilibrados, así como para combatir las inflamaciones de las vías urinarias que se producen en las infecciones como la cistitis.
  • Al ser diuréticos los rabos de cereza favorecen la eliminación de los cálculos renales y sirve para tratar las hipertensiones moderadas.

REMEDIOS CASEROS Y NATURALES CON CEREZA O GUINDA

  • Para la retención de líquidos.  Hervir 20 gramos de rabos de cereza en un litro de agua por 10 minutos. Luego, retirar del fuego y dejar en maceración. Colar y tomar esta preparación a lo largo del día
  • Retención de líquidos. Mezclar a partes iguales grama, ramitas de cerezas, diente de león y estigmas de maíz. Extraer 1 cucharada y hervir en una taza de agua por 5 minutos. Dejar refrescar, colar y tomar 3 tazas al día.
  • Para la tos. Verter 3 tazas de agua, ½ taza de whisky y ½ taza de melaza, y hervir la mezcla en una olla de acero inoxidable. Reducir el fuego al mínimo posible y añadir 1 taza de corteza picada, seca, de cereza silvestre adquirida en cualquier tienda de alimentos naturales. Revolver bien con un cucharón de madera, cubrir y dejar hervir a fuego lento durante 25 minutos hasta que reduzca un poco su volumen y espese. Revolver con tanta frecuencia como sea necesario. Luego dejar reposar por unos 15 minutos, tras lo cual debe pasarse por un colador grueso y colocarse en una botella o un frasco limpio, preferiblemente de vidrio oscuro, y tapa de cierre hermética. Almacenar en un lugar seco y frío y tomar 2 ó 3 cucharadas del jarabe varias veces al día para controlar la tos.
  • Anemia. Cortar, lavar y picar varios tallos secos de cereza y hervir en una taza de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego, colar y dejar refrescar. Tomar una taza al día.
  • Gota y artritis. Hervir 2 litros de agua y añadir 2 puñados de tallos de cereza, reducir el fuego y dejar cocer a fuego lento durante 7 minutos. Luego, retirar del fuego y dejar reposar cubierto por 20 minutos más. Tomar, por los menos, 2 tazas al día para mantener la gota bajo control.
  • Bronquitis. Verter 1 cucharadita de corteza de cereza, 1 cucharadita de raíz de jengibre rallada y 1 cucharadita de cebolla finamente picada. Cubrir, bajar el fuego y dejar hervir a fuego lento durante 7 minutos. Luego retirar del fuego y dejar reposar aproximadamente otros 20 minutos. Beber 2 tazas cuando esté tibio.
  • Infecciones urinarias. Calentar 1/2 kilo de cerezas con rabos al baño maría. Cuando estén blandas, retirar los huesos y el resto pasar por un tamiz. Verter una cucharada de miel. Conservar la pasta resultante en un recipiente hermético dentro del frigorífico. Tomar 2 ó 3 cucharadas diarias. Las personas con infecciones urinarias reciben un rápido alivio con este remedio.
  • Calambres. Lavar un puñado de cerezas agrías y luego verter en una licuadora junto con algo de agua. Licuar por unos instantes. Tomar hasta 2 veces al día sin añadir azúcar.
  • En caso de fiebre. Machacar un puñado de frutas y sus carozos y luego exprimir. Agregar medio vaso de agua y 1 cucharadita de miel. Tomar hasta dos vasos al día.

Contraindicaciones

Intolerancia a cualquiera de sus componentes. Las personas alérgicas al ácido acetilsalicílico deben tener cuidado con sus pepitas ya que podría mostrar urticarias. La cura con cerezas, está contraindicada durante el periodo de embarazo y lactancia. Así mismo está contraindicada en enfermedades renales crónicos, diabetes y hepatopatías crónicas degenerativas.

Comer en forma regular ayuda a tratar y prevenir enfermedades por lo que es recomendable tanto para niños como para adultos.

Compartir