Pocas personas se preocupan del cuidado de los pies sin imaginar que sin ellos nos quedaríamos sin un gran sustento

El mal uso de un calzado o la excesiva fricción pueden afectar su piel y con el pasar del tiempo ocasionar callos, dolores, agrietamiento y otras imperfecciones.

En momentos de dolor aveces usamos cremas o tratamientos incomodos que ademas de ser antiesteticos, causan dolor o incluso una inflamacion.

Pero no es necesario gastar en costosos tratamientos y con efectos secundarios cuando tenemos remedios naturales para combatirlos eficazmente.

En este articulo queremos compartir un interesante remedio para que comiences a cuidarlos usando tan solo dos ingredientes.

Este remedio cuenta con una alta concentración de beta-hidroxiácido, un componente liposoluble que suelen utilizar las empresas cosméticas para la elaboración de cremas y lociones exfoliantes.

También contiene sustancias antiinflamatorias y calmantes que ayudan a calmar los dolores en la planta del pie tras un día cargado de actividad física.

Ademas aclara las manchas oscuras que fueron provocadas por el sol y hacen lucir tu piel antiestetica.

Si tu pie presenta durezas grietas u otra imperfeccion este remedio sera un gran aliado para mejorar su aspecto

Los ingredientes son muy sencillos de adquirir y, dado que no son agresivos, son aptos para todos los tipos de pieles.

De hecho, su aplicación regular disminuye la proliferación de hongos y bacterias, previniendo desequilibrios en el pH de su piel y malos olores.

Ingredientes:

  • 5 aspirinas.
  • El jugo de un limón.
  • Una piedra pómez.

Instrucciones:

Tritura las aspirinas en un mortero hasta obtener un polvo muy fino, si no cuentas con un mortero puedes humedecerlas con agua para luego aplastarlas con un tenedor o cuchara.

Coloca el polvillo en un recipiente y agrégale el jugo de un limón recién exprimido, a continuación mezcla todo hasta obtener una crema homogénea, si notas que esta muy espesa puedes agregarle mas limón o agua.

Modo de uso:

Enjuaga tus pies con agua tibia para remover las impurezas acumuladas en la superficie, a continuación echa una capa de esta crema obtenida en toda la zona afectada por los callos y hongos

Espera a que este remedio actué durante 25 minutos para luego enjuagar con abundante agua al tiempo

Luego con la piedra pómez frota con cuidado la zona para retirar la piel muerta, seca bien los pies con una toalla limpia.

Repite este procedimiento 2 o 3 veces por semana y veras los maravillosos resultados

¿Lista para lucir unos pies más bonitos? Incorpora este sencillo tratamiento en tu rutina de belleza y descubre todos sus beneficios para cuidar su piel.

Consejo:

Complementa este remedio con una buena crema hidratante, ya que esta zona tiende a sufrir de exceso de sequedad.

Compartir