EL CRECIMIENTO DE LAS PESTAÑAS DEPENDE DE MUCHOS FACTORES, PERO EXISTEN  DIFERENTES REMEDIOS CASEROS QUE RESULTAN MUY EFECTIVOS PARA AUMENTAR, FORTALECER Y ALARGAR TUS PESTAÑAS

1. ACEITE DE ALMENDRAS

El aceite de almendras tiene propiedades nutritivas y estimulantes, por lo que es ideal para fomentar el crecimiento de las pestañas.

PROCEDIMIENTO
  1. Antes de aplicar las gotas, asegurese de limpiarse bien con agua tibia.
  2. Aplicar 5 o 6 gotas en la base de las pestañas, antes de irse a dormir.

2. VITAMINA E PARA LAS PESTAÑAS

La vitamina E es una de las más apropiadas para la salud de la piel. Asimismo, este componente también favorece el crecimiento y fortalecimiento de las pestañas.

En este caso, se empleará el aceite de vitamina E, con la ayuda de un cepillo de rímel o un bastoncillo de los oidos limpio, aplica 2 gotas de vitamina E, sobre la base hacia la punta. Para conseguir mejores resultados realiza movimientos a manera de zigzag.

IMPORTANTE: Antes de aplicar este remedio asegurese de consultar con su doctor.

3. VASELINA

La vaselina es quizá uno de los productos más empleados de forma multiuso, y la piel no se escapa de sus beneficios, tampoco la de los párpados.

Por lo tanto, este remedio casero o ingrediente no funciona únicamente para favorecer la salud de los labios, sino también la de las pestañas.

PROCEDIMIENTO:
  1. En primer lugar, limpia de forma adecuada la superficie de los párpados para facilitar la acción de la vaselina.
  2. A continuación, con ayuda de un algodón o cepillo de rimel limpio, ponga la vaselina por toda la zona hasta cubrir las pestañas.

4. TÉ VERDE Y PESTAÑAS LARGAS

No se consiguen como por arte de magia, pero las propiedades de este té pueden favorecer sobremanera a las pestañas y estimular su crecimiento.

Asimismo, el té verde también nos ayuda a limpiar la piel, elimina la suciedad acumulada y nos protege de la famosa acción de los radicales libres.

Para contribuir al crecimiento de las pestañas, es necesario elaborarlo a forma de infusión.

INGREDIENTES
  • 1 Taza de agua (250 ml)
  • 1 Cucharada de té verde (10 g)
PROCEDIMIENTO
  1. Calienta el agua y cuando llegue a ebullición, añade el té verde y déjalo reposar hasta que se enfríe.
  2. Una vez frío, cuela y, con ayuda de unos algodones, aplícalo sobre los párpados y las pestañas.
Compartir