En ocasiones, pueden aparecer manchas blancas en la piel que simplemente no desaparecen. Ellas normalmente aparecen en los párpados, las mejillas y en la nariz. Sin embargo, debes saber que esos puntos no son espinillas, como muchos suelen creer.

Estas marcas son llamadas quistes de millium o puntos blancos y aunque el nombre suena peligroso, no tienes nada que preocuparte. No obstante, debes evitar apretarlos con tus dedos, ya que no saldrá nada de ahí. También debes tener en cuenta que estos puntos, a diferencia de los puntos negros, no están formados por sebo, sino por queratina que queda atrapada debajo de la epidermis.

Estas marcas suelen aparecer comúnmente en menores de edad (aunque esos sí desaparecen con el tiempo). Y también pueden verse en personas adultas. Los mismos son causados factores como: quemaduras, uso de cremas con esteroides, largas exposiciones al sol y tratamientos con láser.

A pesar de que estos puntos blancos no son peligrosos, pueden ser molestos “estéticamente”.

Por fortuna, existen distintos tratamientos quirúrgicos para poder deshacerte de esos feos puntos y así poder lucir una piel radiante. Sin embargo, no todos tenemos el dinero suficiente para esos tratamiento, por lo que te enseñaremos 11 métodos naturales y económicos que te ayudarán a eliminar estas marcas blancas.

1. Hojas de alholva.

Debes saber que la alholva es conocida por sus propiedades antisépticas y antioxidante, por lo que es utilizada para tratar el acné en distintas localidades. Para usarlas, debes tomar un puñado de hojas frescas de alholva, triturarla hasta formar una pasta y luego mezclarla con un poco de agua. Una vez que nuestra pasta esté lista, la aplicaremos sobre la zona afectada, dejándola actuar durante 15 minutos. Por último, retira la mezcla con abundante agua y repite el procedimiento todos los días hasta que desaparezcan los puntos.

2. Miel.

La miel es muy popular para los tratamientos de cuidado de la piel. Puedes eliminar estos puntos aplicando un poco de miel natural en las áreas afectadas y dejándola actuar por unos 15-20 minutos. Lo bueno de la miel, es que además de borrar esos puntos, también deja tu piel suave e hidratada.

 

3. Harina de avena.

Debes saber que la avena también es útil para estos casos. Tan sólo debes mezclar una cucharada de azúcar con una cucharada miel y 3 de harina de avena. Revuelve los ingredientes hasta formar una pasta, la cual aplicaremos todos los días para mantener nuestros poros limpios y así eliminar las marcas blancas.

 

4. Azúcar y zumo de limón.

Tan sólo debes mezclar 2 cucharadas de azúcar con una cucharada de zumo de limón y una cucharada de aceite de oliva. Aplica la mezcla sobre la zona en cuestión y frota gentilmente. Luego, déjala reposar durante 20 minutos y enjuaga. Este exfoliante ayuda a “romper” y destapar los poros donde están atrapados los quistes.

5. Maicena y vinagre de manzana.

La maicena ayuda a absorber el exceso de grasa que hay en la piel y el vinagre de manzana limpia los poros. Mezcla ambos ingredientes hasta formar una pasta y aplícala sobre la zona en cuestión. Déjalo reposar durante 25 minutos y retira la mezcla con agua fría.

6. Polvo de cáscara de granada.

Puedes conseguir el polvo de granada asando las cáscaras y luego machacándolas hasta convertirlas en polvo. Una vez que tengas el polvo, añade un poco de zumo de limón y aplícalo sobre el área afectada, frotando suavemente. Deja la mezcla actuar durante 20 minutos y enjuaga con abundante agua. Repite este procedimiento 3 veces por semana.

7. Vapor.

Este es el método más sencillo. Simplemente debes empapar una toalla en agua caliente, exprimir el exceso de líquido y colocarla en la cara durante unos pocos minutos. Repite este método para obtener mejores resultados.

8. Aceite de árbol de té.

Aplica un poco de aceite sobre la epidermis antes de dormir y enjuaga tu cara en la mañana siguiente. Repite este procedimiento todas las noches para ver resultados inmediatos.

9. Tomate.

Puedes frotar una rodaja de tomate en las zonas afectadas para eliminar los puntos blancos. Si deseas un efecto mayor, añade una cucharada de azúcar a la rodaja y frota suavemente. La vitamina C del tomate hace que la piel se vea más brillante, además de que elimina las manchas blancas. Te recomendamos hacer este procedimiento todos los días durante un mes.

 

10. Mascarilla de arcilla.

La mascarilla de arcilla ayuda a deshacernos de las células muertas que hay en la piel, además que reduce los puntos blancos, dejando tu rostro suave y brillante.

Compartir